Recupera la confianza en ti misma

Recupera la confianza en ti misma

En Latinoamérica, las mujeres creen que las claves para tener fuerza interior son determinación, coraje, autocontrol y confianza. ¿Piensas lo mismo?

En ocasiones, el estrés diario, las relaciones personales, el trabajo y demás situaciones pueden hacernos perder la confianza en nosotras al grado de hacernos sentir poco valoradas, lo cual repercute directamente en nuestra fuerza interior. Debemos recordar que la confianza es respeto y seguridad en cada acción y decisión que tomamos, característica que a largo plazo nos hace crecer.

La confianza es algo que se atesora, por eso cuando alguna persona nos defrauda existe un sentimiento de extravío y confusión. Aunque no lo parezca, nos cuesta mucho tiempo y esfuerzo recuperarla, por eso el famoso dicho “ganar confianza es muy difícil y perderla es muy fácil”.

Si acabas de pasar por un momento complicado y necesitas recuperar esa seguridad, sobre todo el coraje, toma en cuenta estos tres consejos.

·Amigos y familia. Rodéate de gente que te ama y valora, eso cuenta mucho. Deja de preocuparte por la aceptación de terceros. No necesitas tener 30 personas a tu alrededor, recuerda que cantidad no es calidad. 

La familia es un reflejo de lo que somos. Cuando te sientas triste, acude a ella para recargarte de energía. Ahora bien, si eres mucho más cercana a tus amigos, pasar tiempo con ellos es una excelente forma de renovarte. Recuerda que los amigos son esa familia que llega a la vida sin siquiera esperarlo.  

·El espejo. No lo veas como un enemigo, nuestra imagen cuenta puede jugar un papel importante para recuperar la confianza en ti misma. Prueba un nuevo peinado o realiza pequeños cambios en tu apariencia; cuando te sientes bien lo reflejas a los demás.

·Deporte. Los logros deportivos nos hacen sentir fuertes y sobre todo equilibradas. Cuando corremos o andamos en bicicleta, nuestro cuerpo libera endorfinas que nos hacen sentir con mayor vitalidad. Ponte pequeños objetivos, desde ir un par de días al gimnasio o  inscribirte a esa clase que tanto te gusta. Lo más importante, cuando llegues a una meta prémiate por haberlo conseguido.
 

Come bien

Recupera la confianza en ti misma