¡Aprovecha tu tiempo al máximo!

¡Aprovecha tu tiempo al máximo!

¿Cuántas veces no has ido a la cama pensando en que le faltó tiempo a tu día? La solución no está en añadir horas al reloj, sino en aprovechar cada minuto. Esto puede sonar difícil tomando en cuenta todas las labores, imprevistos y pendientes que surgen a diario. No obstante, una organización concreta te permitirá mantener control sobre tu tiempo para poder explotar cada momento a tu favor.

El primer paso es fijar objetivos específicos que sean medibles, alcanzables y realistas. El plazo para cumplirlos lo defines de acuerdo a las necesidades de cada meta. Esto te ayudará a trazar el rumbo que vas a seguir. Para ello, deberás planificar las actividades que realizarás durante el día, tomando en cuenta los imprevistos que puedan surgir.

Si sabes que una actividad te lleva más tiempo del necesario para su realización, es importante que establezcas una fecha y hora límite para concluírla y sin rebasar el periodo establecido.

Es importante que establezcas la prioridad que tiene cada actividad para saber cuáles hacer cuanto antes y cuáles pueden esperar. Recuerda que lo urgente y lo importante no es lo mismo. Esto también te ayudará a decir ‘no’ a aquellas situaciones que no tengan prioridad para ti. Lo importante es no estresarte por los compromisos extras a tu proyecto de vida. También debes aprender a compartir responsabilidades con las personas que te rodean, pues el trabajo colaborativo te ayudará a cumplir más tareas del día a día.

Como último paso, dedica un momento al final de cada día para analizar en qué invertiste tu tiempo. Esto te ayudará a detectar oportunidades para el día siguiente. No olvides que siempre debes tener un momento para ti, pues no se trata de caer en una rutina diaria, sino de aprovechar el día al máximo.

Come bien

¡Aprovecha tu tiempo al máximo!