Celébrate todos los días

Celébrate todos los días

Date un momento para responder ¿qué es lo primero en lo que piensas cuando te dicen “celébrate a ti misma”?

Seguramente entre las mil cosas que tienes en la cabeza sueles decir: “claro, en cuanto termine me doy 5 minutos para relajarme”, pero déjame decirte que eso no es celebrarte.

Entre nuestra pareja, hijos, amigos, familia, trabajo, deudas, recoger la ropa de la tintorería y demás, reconocer nuestros esfuerzos y logros ha pasado a un segundo, tercer o hasta cuarto plano en nuestra lista de prioridades.

Celebrarte va más allá de una fiesta o algo material, aunque un par de zapatos nuevos nunca están de más. Tiene que ver con valorar todas tus cualidades y defectos, aprendiendo a sacar lo mejor de cada uno de ellos.

Prueba lo siguiente y comienza hoy a celebrarte. Nunca es demasiado tarde ni demasiado temprano para intentarlo:

 

  • Identifica y siempre ten presentes tus metas y talentos. Mantenerlos vivos depende de ti.

  • Expande tus horizontes, no te limites a lo que pareces estar predeterminada.

  • Equilibra tu vida personal, familia, trabajo, pareja y amigos. Los excesos no son buenos para el cuerpo ni para el alma.

  • Atrae aquello que quieres con energía positiva.

  • Quiérete. No hay nada más reconfortante que la sensación de bienestar que tú misma te puedes dar.

  • Adiós frustración. Las heridas sanarán siempre y cuando las dejes ir.

  • Reconoce todos y cada uno de tus éxitos por pequeños que estos sean.

  • Evalúa tus progresos, no hay mejor juez que tú misma.

  • Continúa aprendiendo siempre, no hay nada que no puedas lograr.

  • Manténte fiel a ti misma, tanto en pensamiento como en espíritu.

  • Trátate con respeto y dignidad.

 

De ahora en adelante, celebrarte a ti misma debe convertirse en una prioridad. No pienses que estás siendo egoísta, reafirma ese cuidado para llegar a un estado de bienestar tanto físico como mental.

Recuerda que todo aquello que no hagas por ti, nadie lo más lo hará. Recapitula y siente lo gratificante que puede ser reconocer todo tu potencial.

Camina con la frente en alto y siéntete igual a las demás.

 

Come bien

Celébrate todos los días