¡Olvídate del estrés!

¡Olvídate del estrés!

Cada vez es más complicado encontrar tiempo para consentirnos. El estrés es una constante en nuestro día a día, por lo que siempre es importante buscar la manera de relajarnos, ¿qué mejor que meditando?

La meditación es una práctica muy útil para disminuir los niveles de ansiedad y estrés, además de que puede ayudarnos a aumentar la productividad durante el día y a dormir mejor por las noches.

Si nunca lo has intentado, ¡este es el momento! Comienza buscando un espacio en el que te puedas olvidar de lo que pasa afuera. ¿Listo? Después de apagar tu celular, siéntate sobre el piso o una silla, quítate los zapatos y estira tus piernas, brazos, espalda y cuello.

Ahora, vuelve a la posición inicial y concéntrate en controlar tu respiración. Mientras inhalas trata de dejar tu mente en blanco. Cuando te des cuenta de que estás pensando en algo, ¡enfócate de nuevo en tu respiración! Tal vez al principio te resulte difícil, pero conforme lo practiques será más sencillo.

Para empezar, cinco minutos al día son suficientes. Ve aumentando gradualmente y procura hacerlo por las mañanas para llenarte de energía y aprovechar tu día al máximo.

Come bien

¡Olvídate del estrés!