3 mentiras que estamos dispuestas a revelar

3 mentiras que estamos dispuestas a revelar

Comúnmente, cuando somos jóvenes no pensamos en el mañana. Creemos en muchas cosas que no son reales y construímos nuestras vidas sobre historias que podrían no ser verdaderas. Todo lo tomamos a la ligera y vivimos en un constante “¡a mí ‘eso’ no me va a pasar!”, hasta que un día pasa.

Nadie dijo que crecer y madurar era fácil, que no dolería y mucho menos que el drama no sería uno de los muchos obstáculos que encontrarás; pero tampoco puedes ser un adolescente toda la vida. Hay ciclos y etapas que debes cerrar y empezar a vivir con determinación, identificando qué es lo que deberías dejar de lado para sentirte más libre, plena y feliz. 

Conoce las 3 mentiras que siempre nos dijeron y que es momento de revelar:

Vivir del arte: ¿Por qué no? En ningún lugar está escrito que soñar y vivir de lo que más te gusta estén peleados. Ejemplos hay muchos, pero las ilusiones también tienen un precio. Si tus anhelos son más grandes que tus temores, arriesga todo y ve por ello. Recuerda que los límites los pones tú.  

La vida es un drama: Tenemos que dejar de vivir pensando que estamos en una serie de televisión donde las lágrimas y el dolor están a la orden del día; afuera hay una vida que está esperando. No eres un personaje, eres una mujer con sentimientos que tiene coraje y determinación.

Todo para mañana: Está bien que seas una alma libre y que estar encerrada en una oficina 8 horas no sea tu más grande sueño, pero no olvides que aplazar las responsabilidades te puede acarrear problemas. No se trata de ir por la vida cumpliendo objetivos sin sentido para ti, sino que hagas lo que amas y coseches lo que más anhelas. 

Vive tu vida y no dejes que nadie te engañe. Cambia el rumbo y reconstrúyelo, el tiempo está de tu lado; solo necesitas determinación, pasión y ganas de querer escribir tu propia historia.

Come bien

3 mentiras que estamos dispuestas a revelar