Mujeres fuertes, no princesas

Mujeres fuertes, no princesas

Es común pensar que la determinación y el coraje no tienen cabida en el universo femenino, pero realmente existe una delgada línea entre fuerza y mujer, solo hay que cambiar los estereotipos.

Para empezar debemos dejar de creer en la clásica historia de amor protagonizada por una damisela en peligro y un príncipe valiente. ¿Por qué no la princesa rescata al príncipe? O mejor aún, pensemos que no hay príncipe y la princesa se rescata sola, sale del castillo de cristal y vive su vida como mejor le plazca.

No necesitas que nadie te diga lo fuerte que eres. Hablamos de estar conscientes de tu fuerza interior y determinación, ese poder que está dentro de ti y sale cuando menos lo esperas.

Estas son 4 características de las mujeres que han decidido dejar los roles de género y estereotipos atrás:

Ve por todo: ¿Un nuevo idioma? ¿Una nueva ciudad? ¿Viajar sola? Una mujer fuerte sabe comenzar una y otra vez, eliminando los obstáculos.

Objetivos: Tiene claras sus metas y está dispuesta a cumplirlas todas. Sabe perfectamente qué lugar ocupa en el mundo y se propone e impone ante cualquier circunstancia.

Miedo: Como todo ser humano, tiene sentimientos y se permite tener temor, pero también sabe que tal vez después tenga que volver al juego y arriesgar su mejor carta.

Enfrenta: Una mujer fuerte sabe que arriesgar tiene sus consecuencias y enfrenta sus errores, aprendiendo de ellos para no volver a cometerlos. No responsabiliza a nadie de sus decisiones, es fiel a su sexto sentido.

Haz un ejercicio de reflexión y engloba todo aquello que te permite creer, vivir, soñar, llorar, gritar, aprender, crecer y sentir. No esperes, haz que suceda.

Entonces, ¿quieres ser una princesa o una guerrera?

Come bien

Mujeres fuertes, no princesas